Cambio Exponencial

Vivimos en un punto de inflexión provocado por la tecnología que repercute en distintos sectores de la sociedad.

La Revolución 4.0

La conclusión más inmediata de la Ley de Moore como ejemplo de crecimiento exponencial es que las nuevas tecnologías llegarán cada vez más rápido, más baratas y mucho más potentes.


Pasaron, por ejemplo, más de cien años entre la invención del fonógrafo (1877) y el disco compacto (1981), pero sólo veinte entre éste y el iPod (2001). Spotify se creó en 2008, solo siete años después, y ahora no se requiere más que un dispositivo móvil para utilizarlo. El precio del iPhone, uno de estos dispositivos, no se redujo demasiado en un plazo de 10 años: hoy se vende con solo $100 dólares de diferencia de su precio original. Sin embargo, las características actuales del iPhone superan a las que tenía en 2007. Hoy tiene el triple de capacidad, la cámara es seis veces más potente y la pantalla 20% más grande.


Este aumento en capacidad y disminución en precio explican por qué la revolución industrial actual no se parece a las que el planeta ha vivido antes. Tecnologías cada vez más sofisticadas ya son o están volviéndose accesibles para personas en todo el mundo. De todas ellas, son 4 las que desde Endeavor México identificamos que tienen mayor potencial de impactar a este país dadas sus circunstancias actuales: la inteligencia artificial, las impresoras en 3D, la secuencia del genoma humano y la tecnología para la educación.

scale-ups